Huaytará y la destrucción de las huacas


«(Mandamos) que las guacas sean derribadas y en el mismo lugar, si fuese decente, se hagan iglesias»

Ese texto es uno de los acuerdos del Primer Concilio Limense, que es el nombre que tomó la primera reunión de obispos que hubo en el virreinato del Perú en 1556. El propósito era hacer más efectiva la evangelización de los nativos andinos, que en la mayoría de los casos se resistían a aceptar la imposición de una religión distinta a aquella que habían profesado toda su vida. Impedir que le recen a sus dioses en sus templos y adoratorios (huacas) le pareció a los obispos una forma efectiva de mejorar la efectividad de su misión.

Las conclusiones del concilio se convirtieron pronto en
la justificación oficial de la sistemática destrucción de templos  precolombinos que tuvo lugar a cabo durante la segunda mitad del siglo XVI en los Andes Centrales. 


Pero algunas pocas edificaciones sobrevivieron parcialmente por ser consideradas lo suficientemente ¨sólidas¨ para construir templos cristianos sobre ellas.  Este es uno de los mejores ejemplos:


Vista lateral del templo de San Juan Bautista, de Huytará. Foto tomada de http://robertorihuela.blogspot.com/

Es la kallanka de Huaytará, en Huancavelica, una extraordinaria estructura de piedra labrada construida por los incas un siglo antes del concilio. Sobre ella se edificó la Iglesia de San Juan Bautista. Nótese que incluye los típicos nichos trapezoides de la arquitectura inca, pero con triple borde (cuando lo usual es que sean de doble borde). 

Comentarios

Lo más leído

Por qué el Perú se llama Perú

Exposición de instrumentos musicales precolombinos

Mujeres Poderosas en el Antiguo Perú

Pariti: La isla del tesoro

Los felinos de Llamellín

El último político prehispánico de Lima

Los 8 representantes del Antiguo Perú en la lista del Patrimonio Mundial

Desentierran grandes estructuras en la capital de los wari

El retorno de los mantos de Gotemburgo

El regreso de la Estela de Raimondi