Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014

Los sorprendentes cazadores de Pucuncho (¡10,500 a.C.!)

Imagen
Imagínense una época en que la sierra peruana era más fría de lo que es ahora. En que la nieve de los Andes no empezaba en los 5000 metros, como hoy, sino más abajo, a los 4000. No había llamas ni alpacas, sólo sus antepasados salvajes: los guanacos y las vicuñas. Correteaban por las quebradas algunas especies de venados y tarukas e incluso unos ciervos que ya no existen. La Amazonia era más seca y aún quedaban por ahí algunos armadillos gigantes. El mar estaba más lejos, las playas era más grandes. Faltaban 50 siglos para que se empiece a construir Caral... y cuatro mil años para que el hombre de Lauricocha fuera sepultado en una cueva de Junín. 


El último edificio inca de Jauja

Imagen
Luego de la captura Atahualpa en Cajamarca (1532), muchas naciones andinas, conquistadas por los incas y hartas del domino de los cusqueños, ofrecieron su apoyo a los conquistadores españoles. La confederación de tres etnias del valle de Hatunmayo (el actual Mantaro), habitualmente conocidos como huancas, fue uno de ellos. Lucharon junto a los españoles contra las tropas del general  inca Quizquiz en 1533 al sur de Hatun Xauxa (el actual distrito de Sausa, en Jauja, Junín, Perú) y a partir de entonces establecieron una sólida alianza. Al año siguiente marcharían junto con Pizarro (y sus aliados chachapoyas y cañaris) para conquistar la capital del imperio.