Los conchales de Piura cuentan su historia

En el extremo norte del Perú, entre las ciudades de Paita y Talara se extiende una inmensa playa que, en las vistas satelitales, exhibe varias líneas paralelas de hasta 20 kilómetros de longitud. Cada una de ellas marca el límite de la marea alta en diferentes épocas de la historia de Piura, desde hace al menos 6000 años. 

Una de las crestas de playa estudiadas, repletas de conchas marinas. Foto: Universidad de Maine, publicada en http://www.pasthorizonspr.com/



Las crestas en una vista satelital en la larga playa entre Punta Balcones y la desembocadura del Río Chira, en Piura, al norte de Perú. Nótese las líneas casi paralelas de más de 20 kilómetros de largo. Una reciente investigación prueba la influencia del hombre para su formación. (Mapa: Elaboración Propia) 
Es un fenómeno natural, desde luego. Pero el hombre ha tenido influencia en su formación. Una reciente investigación sobre estas crestas ha conseguido interesante información sobre el Antiguo Perú: Desde la existencia de una fuerte sucesión de Fenómenos del Niño en el año 800 a.C. hasta una prueba del profundo impacto de la conquista española en la vida de los antiguos habitantes de Piura


Los cambios de la línea de costa



Punta Balcones, el extremo norte de la playa. foto: GoogleMaps - Panoramio


Si se observa bien el mapa se notará que las líneas se separan hacia el sur mientras que en el norte convergen. la razón de ello es que en el sur está el río Chira, que trae abundantes sedimentos desde el interior del territorio peruano que se van depositando en la costa haciéndola progresivamente más ancha. El Chira es uno de los ríos más caudalosos de la costa peruana. 

Las líneas de costa van cambiando a través de los siglos a un ritmo imperceptiblemente lento. En el caso del Perú la velocidad de esos cambios puede acelerarse brevemente cuando ocurren grandes terremotos o  inundaciones desde el interior, causadas por las lluvias que generan los Fenómenos de El Niño más intensos. Normalmente las crestas o elevaciones de la playa que marcan la marea alta de una época pasada son borradas por los vientos y la erosión natural , salvo que "algo" las mantenga firmes... Y eso es lo que ha ocurrido en las nueve grandes crestas de playa que corren entre la desembocadura del río Chira (cerca de Colán) y Punta Balcones (al sur de Talara), en una larga playa deshabitada

Hábitos milenarios de consumo de mariscos


Las crestas se han mantenido en su sitio gracias a que están repletas de conchas de moluscos. Pero no se trata de una acumulación natural, porque los mariscos sólo se concentran en lo que fue el límite de la marea alta de cada época mezcladas con abundantes evidencias de actividades humanas (principalmente restos de madera quemada en fogatas). 



Una vista de la cresta "J", la más antigua con evidencias de actividad humana. La datación por radiocarbono indica que los pescadores acumularon estas conchas aquí desde hace 5100 años. Foto tomada del artículo de Belknap & Sandweiss, 2014.


La arqueología ha establecido que desde tiempos muy remotos los pescadores y recolectores de mariscos se sentaban a extraer la parte comestible de estos animales y desechar las conchas. Dicho de otro modo, estos conchales son basureros precolombinos: Oro para los arqueólogos. 

Los mariscos cuentan la historia


Pues bien, se acaba de publicar un estudio interdisciplinario sobre los conchales de Chira, su relación con las líneas de marea y con la actividad humana precolombina en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. El equipo que elaboró el estudio (Belknap & Sandweiss, 2014)  se basó en los primeros trabajos que realizaron en la zona en 1997. Hicieron dos largas trincheras (excavación en línea) desde la cresta más cercana al mar (la más reciente) hasta la más lejana (la más antigua). El análisis de la trinchera sur arroja información fascinante sobre lo que ocurrió ahí en los últimos 6000 años.  


Cuadro adaptado del artículo de Belknap & Sandweiss, 2014.


La cresta más vieja (denominada "J")  registrada tiene una antigüedad de 5000 años. (Inicios del período Arcaico Tardío). En esos tiempos la población en los Andes Centrales estaba aumentando por el descubrimiento de la agricultura y estaban apareciendo los primeros signos de arquitectura monumental en la Costa Central. 


La llamada "Cresta M" es muy posterior (alrededor del 800 antes de Cristo). Fue seguida de un largo período en el que el consumo de mariscos bajó radicalmente durante más de 5 siglos. El análisis geológico determinó que hubo una sucesión de eventos que afectaron la línea de costa de manera importante y se cree que fueron varios episodios de El Niño. Esto habría coincidido con una importante reducción de la población de la costa de Piura. Cabe preguntarse si este supuesto descenso de la población, ¿está relacionado con el declive de las culturas del Horizonte Temprano (Cupisnique, Chavín) ?


La ancha cresta "N" que representa la recuperación del consumo de mariscos en la zona se formó durante el auge de las culturas Vicús y Moche en la costa norte. Foto tomada del artículo de Belknap & Sandweiss, 2014


 La "recuperación" en el consumo masivo de mariscos se evidencia ya hacia el año 200 de nuestra era, en pleno Intermedio Temprano, época en que la Cultura Vicus dominaba la región y los moche iniciaban su expansión desde La Libertad y Lambayeque. Se infiere por ello un importante aumento de la población en el Antiguo Perú.


Vasija de estilo vicús, cultura desarrollada en Piura entre el 400 a.C. y el 400 d.C. en los tiempos en que el consumo de moluscos en las playas de Chira aumentan de manera sostenida. La pieza representa a un guerrero con lanza  y escudo. Foto: Museo Chileno de Arte Precolombino

La huella de la conquista española


Pero el dato más interesante de todos (porque puede ser relacionado con acontecimientos históricos bien conocidos) es el de la Cresta "R" que dejó de ser utilizada como basurero de conchas alrededor de 1547 (con un margen de error de 80 años, según el Radiocarbono) en plena conquista española. 

En esos momentos fue que los españoles, capitaneados por Francisco Pizarro llegaron al Perú e iniciaron la conquista europea. En el año 1532, de hecho, pasaron por el Valle del río Chira. Era un tiempo complejo: El imperio inca estaba envuelto en luchas intestinas y había rebeliones de distintas provincias conquistadas por los cusqueños. En ese contexto los europeos supieron aprovechar muy bien el desorden reinante haciendo alianzas con distintos pueblos andinos contra los incas lo que les permitió a la larga someter el Tawantinsuyo. Precisamente esa política de alianzas empezó al poco tiempo de desembarcar en el norte del Perú. Eso les permitió estar al tanto de quiénes eran sus aliados y quiénes no. 

La matanza de Chira


Pizarro habría ordenado quemar a trece cuaracas tallanes que se le oponían. Ese podría haber sido el final del poder de los tallanes en el Valle de Chira y una de las posibles causas del abandono de la costumbre de procesar los mariscos en la playa de Chira. La imagen pertenece a la crónica de Guamán Poma (1600) y se refiere a otra ejecución con fuego ordenada por Pizarro contra unos curacas de la sierra, en tiempos posteriores a la captura de Atahualpa en Cajamarca. 

Cuenta la crónica de Pedro Pizarro (hermano de Francisco) que estando los españoles en Poechos en 1532 sus aliados andinos les informaron de una conspiración de un grupo de curacas tallanes (los tallanes eran el pueblo que habitaba la región de Piura) para emboscar y matar a los españoles. Sin mediar invesitgación ninguna Pizarro tomó la justicia por sus manos y 13 curacas tallanes fueron ahorcados y quemados en el Valle de Chira. Poco después los españoles establecieron su cuartel general en Tangarará (un antiguo poblado tallán) donde se fundó la primera "ciudad" española del Perú. La ciudad no tuvo mucho éxito porque el clima era considerado demasiado duro por los hispanos  y había demasiados mosquitos... así que se mudaron al valle de Piura donde fundaron San Miguel de Piura, más lejos de la costa. Fue desde allí que partieron a la sierra de Cajamarca donde lograrían capturar al Sapa Inca Atahualpa, iniciándose así la caída del imperio. 


Es posible que todos estos acontecimientos ocurridos en Piura (matanza de la élite, mudanza del centro de poder desde el Valle de Chira al valle de Piura, cambios sociales radicales por la conquista) hayan influido en el cambio de costumbres de los pescadores de la playa de Chira que dejó de ser un lugar de procesamiento de la parte comestible de los mariscos. La caída de la población que ocurrió durante las primeras décadas de la presencia española, causada por las enfermedades traídas del Viejo Mundo puede ser otra explicación a este proceso. 
Una vista actual del Río Chira, en Piura. foto tomada de http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1463466&page=26

Eso tuvo consecuencias en la geografía local: La ausencia de restos de conchas sobre la playa hizo que ya no se formaran más crestas en la playa, pues las acumulaciones de terreno en los últimos 500 años han sido fácilmente barridas por los vientos, las mareas y por los fenómenos del niño que han ocurrido desde entonces. Actualmente se extraen mariscos en la zona pero dado que ya no se ha preservado la costumbre de arrojar sus desechos en la playa no hay ningún elemento que aglutine o mantenga estables las crestas naturales que se pueden formar. 

Más datos 

El artículo Effect of the Spanish Conquest on coastal change in Northwestern Peru de Daniel F. Belknap & Daniel H. Sandweiss fue publicado el 14 de mayo de este año en la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences y puede consultarse completo haciendo clic aquí 

- Las investigaciones en estas acumulaciones de mariscos o conchales no son nuevas. Ya desde 1906 Uhle exploró la región y relacionó los conchales de los desiertos norteños con los primeros habitantes de la región. 

- La playa al norte del Río Chira y al sur de Punta Balcones es interesante para diferentes científicos porque es justamente en el mar frente a esta playa que se produce el encuentro entre las dos corrientes marinas más importantes del Perú: La fría corriente de Humboldt (que viene de sur a norte) y la corriente de El Niño, cálida. Esta es la frontera entre la costa tropical peruana, soleada y lluviosa (que se extiende desde Talara hacia el norte y que permite la existencia de los manglares de Tumbes) y la costa templada, de constantes neblinas y casi sin lluvia, que se extiende hacia el sur y que marca el clima de la mayor parte del Pacífico Peruano.  


Pablo Chacón B.
antiguoperu.com

7 comentarios:

  1. Gracias Pablo Chacón B. por este aporte, por lo didáctico lo entiende cualquier persona,
    Deseo explicar algo parecido que esta ocurriendo en las playas de la Libertad, muy notoria entre el Puerto de Salaverry y las playas al norte de él.
    Es conocido que desde que se construyo el puerto de Salaverry la zona en mension viene sufriendo una constante erosión que concluirá con la desaparición de sus hermosas playas.
    La construcción de espigones que capturen las arenas que harían en poco tiempo inservible esos muelles, están ocasionando el trabajo de dragado vitalicio y la destrucción de los balnearios.
    A grandes males, grandes remedios, hacer un puerto en un lugar aparente y con estudios.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por sus amables comentarios. En efecto la historia se repite y haríamos muy bien en aprender algo de nuestros ancestros, incluso de los errores que cometieron.

    ResponderEliminar
  3. Francisco Mendoza Chacón22 de mayo de 2014, 11:32

    Muchas gracias por la informaciòn, nos ilustra mas desde el punto de vista cientìfico en cuanto a la casústica de datos para determinar periodo de tiempo y periodicidad de la corriente del niño.En cuanto a lo histórico confirman lo que dicen los cronistas, sin embargo no debemos olvidar que entre ellos difieren en sus sus opiniones en cuanto a la recolecciòn de informaciòn y exposiciòn de la misma. Gracias por haber colgado resumen de dicho trabajo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que usted indica. Las crónicas posteriores a la conquista hay que tomarlas siempre con pinzas (siguiendo el consejo de Porras Barrenechea) y siempre como un elemento de análisis adicional a otros, que permitan desmentirlos o confirmarlos, viendo cuales son los temas en los que se coincide, cuales fueron las fuentes de cada uno (no es lo mismo alguien que vió que alguien a quien le contaron las cosas) y cuales fueron los posibles intereses personales que pudieron tener (algo que recomendaba Franklin Pease indicando que había que estudiar no sólo la crónica sino al cronista, porque algunos llegaron a utilizar sus relatos para favorecer o perjudicar a alguien). Pero también está claro que hay cronistas más confiables que otros. gracias por sus comentarios.

      Eliminar
  4. Esa parte que ud.menciona entre desembocadura del Río Chira y Punta Balcones se denomina Portachuelo

    ResponderEliminar
  5. Recién me he topado con este artículo y me parece un gran aporte a este patrimonio. Soy de la zona de La Brea, lugar donde se encuentran estos inmensos conchales. Su nombre correcto actualmente es Reserva Arqueológica El Conchalito" y ha sido declarado como Patrimonio Cultural de la Nación. En la biblioteca se conservan ejemplares de cerámica utilitaria encontrados enterrados en este lugar desde 1998 y que pueden demostrar la presencia de poblaciones dedicadas a la extracción de este molusco. Le agradezco por el aporte científico que me has dejado. Gracias

    ResponderEliminar

Pagina de www.antiguoperu.com . Gestionada por Tocapu Media. Reservados todos los derechos 2014. Con la tecnología de Blogger.