¿El fin del Museo de la Nación?

En los últimos días se ha generado revuelo por el anuncio del cierre de la exhibición arqueológica e histórica del Museo de la Nación, ubicado en San Borja en Lima. El debate sobre el asunto se ha visto contaminado por temas políticos, lo que ha ocasionado abundante desinformación. Desde estas páginas queremos hacer un resumen de lo que ha pasado, por qué ha pasado, qué le espera al museo y, por cierto, la opinión de este blog. Para tratar de hacer más ágil esta explicación usaremos un formato de preguntas y respuestas 

¿Su última melodía? Un hombre toca una zampoña en una vasija escultórica de cerámica chancay (Costa Central, 1200 d.C.) una de las piezas que formaban parte de la última exposición permanente y que serán desalojadas definitivamente del Museo de la Nación. Foto: antiguoperu.com



1) ¿Han cerrado el Museo de la Nación?

No. Lo que se ha cerrado es la Sala de Exposición Permanente (que es, precisamente, la que alberga la colección arqueológica e histórica). Sin embargo para muchos esa era el alma del museo. Siguen funcionando las salas de exposición temporales (pero estas no contienen material arqueológico, son salas donde se hacen exposiciones de fotografía, arte contemporáneo o muestras multimedia como Yuyanapaq)



2) Pero... ¿No había cuatro pisos de exhibición arqueológica? 

Desde el año 2008 ya no existían cuatro pisos de exhibición. Es decir, lo que se muestra en las siguientes fotos ya no estaba ahí



La antigua Sala Inca dle 4to. piso del Museo de la Nación, una de las muchas que ya no existía hace varios años. Incluía una maqueta a escala de Machu Picchu, otra de Ollantaytambo, un gigantesco mapa del imperio en una gran columna y abundantes colecciones de materiales cuturales sobre la historia andina entre el 1300 y el 1532. La foto ha sido tomada del libro Arte en el Antiguo Perú, editada por Petroperú en 1994. 


Un diorama a escala que ocupaba una pared de varios metros, en la gran sala sobre el origen de la civilización andina, ubicada en el primer piso del antiguo Museo. Tampoco existía hace varios años. Esta imagen muestra el aspecto que tuvieron los muros de la pirámide de Moxeque (sobre la que hablamos en un anterio artículo, aquí). La foto ha sido tomada del libro Arte en el Antiguo Perú, editada por Petroperú en 1994.


Antigua sala de exposición de piezas wari, en primer plano se muestran grandes tinajas pintadas y al fondo murales moche de la huaca de la Luna que supuestamente tuvieron influencia wari. Pongan especial atención en la tinaja del centro de la imagen porque la volveremos a ver en otras fotos de este artículo. La foto ha sido tomada del libro Arte en el Antiguo Perú, editada por Petroperú en 1994.
Diorama con reconstrucción a tamaño natural de las casas de una de las aldeas más antiguas de la costa Central (la Paloma, en Chilca, al sur de Lima, cuyas ocupaciones más antiguas ocurrieron hace 7000 años) que formó parte de la exposición original. Foto : Colaboradores de antiguoperu.com




El museo original, que mostraba un recorrido cronológico por todo el Antiguo Perú, estuvo en pie desde 1990 hasta 2008. Se habilitó en las instalaciones de lo que alguna vez fuera el Ministerio de Pesquería. No era una edificio adecuado para un museo (de hecho transitar de una sala a otra se hacía confuso y complicado). Pero hay que admitir que se hizo un trabajo bastante bueno de museografía que ofrecía una exposición amplia y muy didáctica de la historia del Perú Antiguo. 

Un detalle de la bien implementada Sala Nazca del antiguo museo. Buena parte de la compleja iconografía de esa cultura se mostraba desplegada en las guías gráficas de las paredes. Esta imagen ha sido tomada de: kellymooney.photoshelter.com



A través de un recorrido de cuatro pisos se podía conocer, no sólo estupendas piezas de arte andino precolombino sino también maquetas, reconstrucciones y dioramas a tamaño natural (por ejemplo había una del recinto donde se encontraba el Lanzón de Chavín de Huántar, otra donde hubo una réplica de la Tumba del Señor de Sipán o una inmensa pared que simulaba ser la roca donde se reprodujeron las pinturas rupestres de Poro Poro, por citar algunos ejemplos). Los ejemplares arqueológicos provenían de donaciones o cesiones de diferentes colecciones públicas y privadas. 

Este era un diorama a escala del Lanzón del Templo de Chavín de Huántar. No era perfecta pero le permitía al visitante tener una idea de las dimensiones del lugar y la estrechez de los pasadizos originales. Esta recontrucción fue desmantelada en 2008. (La foto ha sido tomada del libro Arte en el Antiguo Perú, editada por Petroperú en 1994)



3) Entonces... ¿Qué pasó con esos cuatro pisos de exhibición ?

El museo tuvo altibajos durante los últimos 20 años. Pero su mayor crisis empezó con las grandes reuniones internacionales realizadas en San Borja en el año 2008: Primero la Reunión de los Presidentes de America Latina, Europa y el Caribe y luego la Cumbre de la APEC. Se decidió que el lugar más céntrico, seguro y adecuado para hacerlas eran las instalaciones del Museo de la Nación. Para ello TODAS las salas fueron desmanteladas y acondicionadas "temporalmente" para albergar esos eventos.


Presidentes de países de America Latina, Europa y el Caribe en la foto oficial de la primera de las dos grandes cumbres de 2008 que usaron las instalaciones del Museo de la Nación. 
Reuniones como éstas requieren, por ejemplo, que cada país visitante tenga sus correspondientes oficinas de trabajo (dotadas de instalaciones eléctricas y redes), se necesitan salones de conferencias y reuniones, una gran sala de prensa y en general toda la infraestructura que debería tener un gran centro de convenciones, algo que Lima, hasta el día de hoy no posee. Así, se habilitaron una serie de ambientes nuevos, muchos de ellos en espacios que antes estaban dedicados a exposiciones del museo o a zonas comunes de tránsito de los visitantes

Algunas de las instalaciones habilitadas en el Museo de la Nación especialmente para las reuniones internacionales en el edificio del Museo. (Imágenes tomadas de la Gaceta Cultural editada por el INC en julio de 2008) . 



4) ¿Y todas las piezas, maquetas y dioramas... a dónde fueron? 

Fueron, o bien almacenadas, o bien enviadas a otros museos. Pero un grupo se quedó en el Museo de la Nación. Fueron exhibidas a los ilustres visitantes como parte de las actividades de los eventos internacionales, con una nueva museografía pero en un espacio muchísimo más pequeño. 


La sala de exhibición acondicionada para las cumbres de 2008 tenían una selección de la piezas del museo desmantelado. En la imagen se ve dicha sala y en primer plano una de las grandes tinajas wari  que anteriormente estuvo en la Sala Wari del viejo Museo. (Imagen : Gaceta Cultural editada por el INC en julio de 2008)




5) La exposición que se habilitó para las Reuniones Internacionales ¿Se convirtió en la nueva sala permanente?

No. Terminadas las cumbres también fue desmantelada. Supuestamente el Museo iba a volver a su estado original... pero habían quedado tan buenas oficinas de las cumbres que... se decidió aprovecharlas. En esos momentos se estaba construyendo la nueva sede del Ministerio de Educación en San Borja y muchos de los espacios disponibles en el Museo de la Nación fueron acondicionados para ser ... oficinas del Ministerio de Educación.



6) ¿Y entonces qué es lo que se ha cerrado?  

Se creó una Nueva Sala Permanente, que contenía parte de la colección del museo original pero reducida a su mínima expresión

Piezas Moche, Paracas, Nazca y Lima en una misma vitrina de la Sala Permanente recientemente cerrada. La vitrina tenía como eje temático el mundo animal. Hemos tomado esta imagen de la pagina de Flickr,com del señor Santiago Stuchi Portocarrero

Ya no había maquetas, ni dioramas, ni la cantidad de piezas de antes. La museografía ya no se basaba en presentar los diferentes culturas peruanas sino diferentes temas. Por ejemplo había una vitrina para instrumentos musicales, otra para obras de arte que representaban comida, otra para piezas religiosas y en todos los casos mezclando contextos, culturas y épocas

Eso no necesariamente es malo. Si bien para quien había visto la interesante y vasta museografía anterior, la nueva resultaba decepcionante, hay que decir que al principio de esta sala se advertía al visitante que lo que se iba a mostrar era una exhibición temática y general. Es decir, no había un engaño al público ni nada por el estilo. Si usted no habia conocido la antigua exposición, ciertamente no quedaría impactado con ésta, pero tampoco hubiera sentido que perdía el tiempo, porque casi todas las piezas eran de notable calidad. 

Pero de todos modos habían graves defectos en esta exposición. Como el siguiente : 

Una de las vitrinas de la última Sala Permanente sin textos, ni indicaciones ni contexto. El visitante no informado no tiene cómo saber que en esa vitrina hay una pieza inca y dos wari, ni para qué servían ni si tenían algo en común aparte del tamaño.  Hemos tomado esta imagen de la pagina de Flickr,com del señor Santiago Stuchi Portocarrero.  

Aparentemente no hay nada de malo en esa foto. Pero no sabemos qué criterio sirvió para exhibir juntas estas piezas... porque no había ninguna leyenda o explicación. Un visitante que busque información no la encontraría. La primera de la izquierda es una pieza inca (1400-1535), de tipo arybalo, y estaba hecha para transportar líquidos porque tenia curado el interior. Las otras dos, en cambio, son vasijas ceremoniales  wari (600-1000 d.C.) diseñadas para ser rotas intencionalmente y enterradas como ofrenda. De hecho la de la derecha (la misma pieza que hemos visto en fotos anteriores pero vista desde otro ángulo) tiene el interior completamente pintado con diversos motivos agrícolas, pero eso es algo totalmente invisible para el visitante no informado (no hubiera costado mucho colocar un espejo sobre la parte superior de la pieza). Sí, no se ven mal. Pero una cosa es usar un criterio de decorador y otra un criterio museográfico. La sala permanente tenía uno muy precario.

Pues bien, esa es la sala que se acaba de cerrar.



7) ¿Por qué han cerrado esa sala?

Por lo de siempre : Una nueva reunión internacional  a inicios del 2015

El ministerio ha explicado que la sala posteriormente se reabrirá pero remodelada. Pero con todo lo que ha ocurrido en los últimos años las suspicacias son inevitables. La burocracia ha devorado los espacios museográficos de San Borja reduciéndolo a casi nada, no sólo durante el gobierno anterior si no también durante el actual, con nuevas oficinas del Ministerio de Cultura, por lo que la desconfianza es evidente. 

El local del Museo de la Nación albergará la Cumbre de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial a inicios del 2015. Foto tomada del blog apuntesdearquitecturadigital.blogspot.com 
De todos modos el gobierno ha aclarado que la sala en remodelación no albergará las colecciones arqueológicas. Será parte de un centro cultural para exhibiciones sobre arte peruano en general, pero sin el énfasis que anteriormente tuvo en el antiguo Perú. Como parte de las razones insisten en el argumento de que el actual local no tiene las instalaciones adecuadas para albergar colecciones tan valiosas ni las condiciones de preservación (temperatura, iluminación, seguridad) adecuadas. 

Sin embargo se podría responder que en ese local ha funcionado 24 años y que está inmejorablemente ubicado en un nudo de comunicaciones de la capital. 

El Ministerio asegura que ya no se habilitarán más oficinas. Pero parece claro que todo esto es parte de algo mucho más grande que el museo. De hecho ya está en construcción un Centro de Convenciones (por fin) para eventos internacionales... junto al Museo de la Nación. Y también al lado un nuevo edificio de oficinas estatales, destinado a ser la Torre del Banco de la Nación. 

Render de la nueva torre del Banco de la Nación, junto al actual edificio del Museo. 

Render del Centro de Convenciones de la Nación, proyecto ya en construcción detrás de la proyectada torre del Banco y al lado del edificio del Museo. 


Pero... ¿No puede el Museo convivir con estos edificios? 

Los funcionarios del Ministerio tienen un as bajo la manga para evitar esta polémica: El proyecto del nuevo Museo Nacional.


8) ¿...un nuevo museo? 

En primer plano el Templo Pintado. Al fondo, el Templo del Sol. Pachacamac, al sur de Lima. Foto : larepublica.pe


Construir un gran museo para exhibir las inmensas colecciones y objetos del Antiguo Perú que hoy se aprietan en los museos estatales de Lima es un proyecto muy antiguo (los primeros expedientes se presentaron en el primer gobierno de Belaúnde, en los años 60s). De hecho se iba a construir a principios de los 80s junto al Parque de las Leyendas y las huacas de Maranga (San Miguel), pero con la crisis económica de entonces el proyecto se truncó. Una alternativa reducida fue, justamente, el actual Museo de la Nación. 

Pues bien, el proyecto ha resucitado y ahora se pretende construir el nuevo Museo Nacional nada menos que en la parte exterior del Santuario de Pachacamac, en el distrito de Lurín, al sur de Lima. 

A favor

Algunas de las razones a favor de este proyecto son : 

  • Tener una espacio grande y adecuado para las colecciones arqueológicas del estado (a donde iría también parte de las piezas del otro gran museo estatal de la capital, el de Arqueología, Antropología e Historia de Pueblo Libre, cuyas instalaciones hace mucho tiempo quedaron pequeñas)
  • Ubicarlo en un sitio de fácil acondicionamiento turístico (que permita que los visitantes extranjeros puedan quedarse un día más de lo normal en la capital del Perú) 
  • Dotar de tráfico al que probablemente sea el más subestimado sitio arqueológico de la costa peruana, el gigantesco santuario de los antiguos lima y los antiguos ychma. 


La carretera Panamericana Sur y las islas de Lurin vistas desde lo alto del Templo del Sol de Pachacamac. Imagen tomada de landscapeperu.com

En contra

Sin embargo este proyecto tiene todo también para ser cuestionado y por eso no ha estado libre de críticas. Las principales objeciones son 

  • El gran riesgo de afectar la zona arqueológica de Pachacamac, la más importante de la costa central. 
  • El hecho de abandonar un lugar estratégico como San Borja (que tiene estación de tren al lado, que está en el cruce de dos de las avenidas más importantes de la capital, que está junto a nuestro nuevo primer teatro y a nuestra Biblioteca Nacional) para reemplazar su ubicación por otro ubicado fuera de la ciudad y a donde actualmente no hay rutas seguras de transporte masivo, porque ni las futuras vías del Metro de Lima ni los sistemas integrados de buses (Metropolitano) planificados para la ciudad pasan por ahí. 
  • Ninguna de las grandes ciudades del mundo tienen sus principales museos en los extramuros de la ciudad. Las razones son evidentes: Mientras más alejado,  resulta menos accesible y más caro ir hasta allá, y se hace más elitista. Un museo sin visitantes no puede cumplir sus funciones.


Últimas acciones

Pero las autoridades no quieren perder tiempo en estas discusiones. De hecho los procesos para hacerlo realidad están en marcha. Hace pocos días se reveló el diseño ganador del Concurso de Ideas de Arquitectura del nuevo Museo Nacional. La razón de ese concurso fue escoger un diseño de calidad, coherente y artístico sobre el que se puedan hacer los expedientes técnicos correspondientes y convocarse a las licitaciones necesarias para su edificación. No vamos a entrar a comentar nada sobre el diseño, sólo diremos que el jurado estuvo compuesto por prestigiosos arquitectos locales. Este es el diseño ganador. 

Frontis proyectado del nuevo Museo Nacional. Propuesta ganadora del equipo de arquitectos liderado por  Alexia León. Esperamos sinceramente que si este es el diseño no altere el paisaje arqueológico ni el area intangible. Imagen : Ministerio de Cultura


Imagen proyectada de uno de los espacios interiores del museo. Imagen: Ministerio de Cultura.

Pero no se crea que el actual Ministerio de Cultura convocó el concurso del diseño de arquitectura del museo por idea propia. No, hubo una justa presión por parte de los arquitectos peruanos para que una obra de esa importancia no fuera escogida a dedo (¡como el propio ministerio había sugerido!) y al final la entidad tuvo que ceder ante lo que hubiera sido una torpeza mayúscula. Queremos verlo desde el lado positivo: Que una entidad pública rectifique no es una mala noticia. 



Si finalmente las consecuencias de todo esto son tener el gran museo que nos merecemos -como una nación asentada en un territorio con más de cinco mil años de historia-, seguramente las objeciones se reducirán y habrá motivos para celebrar. Pero la historia reciente del Museo de la Nación resumida aquí nos obliga a ser desconfiados. Con todos sus defectos este lugar cumplía un papel importante en la capital del país. Su historia es triste porque revela las contradicciones entre una nación que lucha por lucir su rostro más moderno frente al desprecio y ninguneo que exhibe frente a una de las cosas de las que debería estar más orgulloso: El legado de sus antepasados. Algo que, entrando incluso en la lógica economicista, está demostrado puede generar tantos ingresos como otras actividades económicas que juzgamos más importantes. 

Si los que están llamados a cuidar de nuestra cultura no merecen la confianza de la ciudadanía, eso significa que algo está funcionando mal. Y eso no nos tranquiliza. Es nuestra historia (y son nuestros impuestos) los que están en juego. De todos modos esperemos que lo que viene se caracterice por la transparencia (obras de la magnitud del nuevo museo suelen ser las favoritas de los pillos), la racionalidad (¿Pachacamac? Suena muy bonito, pero ¿es viable? Si en Lima pocos van a nuestros museos... ¿alguien va a ir al de allá? ), responsabilidad (Pachacamac, de acuerdo, pero fuera del área arqueológica y que el museo ni se vea desde lejos), una adecuada comunicación de las acciones con la ciudadanía (y permeabilidad para recibir aportes, como ya lo demostraron a regañadientes, con el tema del concurso) y una defensa correcta de nuestro patrimonio cultural. Es lo mínimo que se puede pedir .



Más información :

ANTECEDENTES : 

Hubo un antecedente a la crisis de 2008. En 2004 se desmanteló parte del Museo de la Nación para una Reunión del Banco Interamericano de Desarrollo. Sin embargo concluida dicha cumbre buena parte de lo invertido revirtió en el museo y las salas fueron reinstaladas y renovadas. Por lo que sabemos hubo la misma intención en 2008, pero no funcionó. Sobre este tema y sobre los hechos de 2008 sugerimos este cuestionador comentario del ex director del Museo, Alvaro Roca Rey, Clic aquí


DOS COMENTARIOS POLITICOS :

  • Todo este asunto está, finalmente contaminado de politica. El Museo actual, la Biblioteca Nacional y el Gran Teatro, todos ubicados juntos, han sido obras de las que se jacta el partido que gobernó el país en los períodos 1985-90 y 2006-11. Eso explica por qué sus afiliados son los más duros opositores a las últimas movidas del Ministerio de Cultura. Las nuevas construcciones (la Torre del Banco, y el Centro de Convenciones) en el mismo terreno, y la construcción del nuevo museo en Pachacamac pretenden ser la contraparte de la administración actual. De hecho la misma ministra de Cultura lo sugiere en una entrevista que puede leerse aquí. Esperamos que esas no sean las reales motivaciones del estado en este asunto. 
  • Sin embargo no deja de llamar la atención que el gobierno que inauguró el museo en 1990 y el que lo desmanteló en 2008 fuera dirigido por el mismo partido político. Está bien que reclamen ahora, pero estaría mejor que admitan también sus propios errores. En todo caso su versión de los hechos puede encontrarse en una revista del INC (entidad a cargo del Museo entonces) del 2008 donde justifican las transformaciones que se hicieron en el Museo de la Nación. Recomendamos las páginas 6 y 7. Clic aquí


LA VERSION DEL MINISTERIO:
  • Esta es la nota de prensa del Ministerio sobre el cierre de la sala permanente. Clic aquí . 
  • Además compartimos una nota del diario El Comercio donde se recogen declaraciones del viceministro de patrimonio cultural sobre por qué el Museo actual no es el lugar adecuado para las colecciones arqueológicas . Clic aquí


EL CONCURSO:
  •  Sobre las circunstancias que hicieron que el Ministerio de Cultura convoque al concurso de diseño, recomendamos este buen resumen publicado en mayo de este año por el portal de noticias lamula.pe : Clic aquí
  • Aquí están las condiciones (bases) del concurso de ideas convocado. Clic aquí . Digamos que si bien no se puede acceder al Anexo 1, donde se supone que está la ubicación exacta del museo, sí se indica que debe respetar el área intangible y el entorno arqueológico. Esperamos que eso suceda (..si es que se llega a construir... !) 


LA SALA CERRADA: 

Para quienes no tuvieron ocasión de visitarla,  copiamos el enlace de un video elaborado por unos estudiantes donde se hace un recorrido rápido de la sala que se acaba de cerrar. Clic aquí 

RECOMENDADO :

Finalmente recomendamos este estupendo texto-comentario de la historiadora Fedora Martínez en su blog Espacio Museal con la accidentada historia del Museo de la Nación hasta 2012, y el papel de Fernando Cabieses (su fundador) Clic aquí



Pablo Chacón B.
antiguoperu.com

3 comentarios:

  1. Los sitios arqueológicos deben mantenerse como tal, construir un museo dentro de un sitio arqueológico podría tener mas cosas en contra que a favor.

    ResponderEliminar
  2. Consultora Arqueológica ArqueoBit: http://arqueobit.com/ : Servicios protección de patrimonios culturales, rescate arqueológico, Monitoreo arqueológico y consultoría arqueológica.

    ResponderEliminar
  3. El panorama es triste para el público que si desea apreciar nuestra historia y que aun no lo ha hecho, por lo visto pasará mucho tiempo hasta que podamos hacerlo. me gusto mucho el artículo y ay que difundirlo para informar a la gente

    ResponderEliminar

Pagina de www.antiguoperu.com . Gestionada por Tocapu Media. Reservados todos los derechos 2014. Con la tecnología de Blogger.