Un felino de madera



Durante el período transicional (la época que va desde la captura del Inca Atahualpa por los españoles, en 1532, hasta la caída de la resistencia inca de Vilcabamba en 1572), la población andina continuó realizando sus ceremonias tradicionales introduciendo algunos cambios en el estilo de sus piezas rituales. Los vasos de madera incas (keros), por ejemplo, usados para rituales donde se realizaba el consumo de chicha, dejaron de lado su típica decoración geométrica y empezaron a utilizar representaciones más realistas y menos simbólicas, aunque manteniendo sus temas, técnicas y estilo. Ello ocurrió posiblemente para contrarrestar el fuerte aluvión de imágenes cristianas que los sacerdotes españoles trajeron a los Andes.

Estos últimos artistas incas hicieron un énfasis especial en plasmar imágenes relacionadas con los Andes Amazónicos. Es posible que ello se deba a que fue en esa región (concretamente en la boscosa Vilcabamba, al noreste del Cusco) donde se refugió la realeza inca tras la toma de la capital del imperio por parte de los españoles y sus aliados ( huancas, chachapoyas y cañaris). En Vilcabamba los incas resistieron todavía cuarenta años al avance europeo. Es posible que ese contexto explique el kero de la imagen que representa la cabeza de un otorongo o jaguar, animal amazónico por excelencia. No se ha identificado su procedencia de manera arqueológica pero se sabe que procede de una colección cusqueña de principios del período colonial. La pieza est
á en el Museo de América.

No hay comentarios

Pagina de www.antiguoperu.com . Gestionada por Tocapu Media. Reservados todos los derechos 2014. Con la tecnología de Blogger.