Más tesoros perdidos

Lo hemos perdido. Este hombre con cabeza de ave que toca un tambor (y que fue modelado por los moche hace al menos 1300 años) es una de las 150 piezas de arte peruano antiguo que fueron puestas a subasta hoy (21/9) en Alemania, junto con objetos precolombinos de otros 10 países.
 

 
 
Ayer lunes 20, diplomáticos de los países afectados por esta acción (Perú, México, Chile, Venezuela, Cuba, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Colombia, Ecuador y El Salvador) ofrecieron una conferencia conjunta en Berlín solicitando a las autoridades alemanas que paralicen el evento, organizado por una casa de subastas de la ciudad de Múnich. Pero no ha sido posible. Y es que el asunto no es tan sencillo...
 
 

 

El tráfico internacional de bienes históricos está prohibido, como mínimo desde 1970, cuando entró en vigor la Convención de la Unesco para la protección del patrimonio cultural. Es decir, la comercialización de estos bienes es un delito en la mayoría de los países. El "pequeño" problema es que el tratado solo protege los objetos saqueados y vendidos antes de 1970. Es decir: si la pieza salió del Perú en 1969, pues… fuimos. Para complicar el asunto, Alemania se adhirió a la convención recién en el 2007, por lo que el tratado no cubre 4 de las últimas 5 décadas. Y, como se imaginarán, todas las piezas de la subasta aparecen registradas (qué casualidad) antes de esa fecha.

¿Eso quiere decir que todo el patrimonio que salió del Perú antes de los 70s es irrecuperable? No necesariamente. Pero, desde el punto de vista legal, es bastante complicado, por lo que es necesario recurrir a otros métodos: los de las sutiles artes de la diplomacia. Aunque la cantidad de tesoros peruanos expatriados es enorme, en los últimos años nuestro país ha conseguido el retorno de una pequeña, pero significativa, porción del patrimonio precolonial expoliado antes de 1970. Es lo que ocurrió, por ejemplo, como la gran colección de mantos paracas-nazca recuperados del Museo de Gotenburgo (Suecia), la famosa colección arqueológica de Machu Picchu (EEUU) o piezas singulares como el Sol de Echenique, emblema moderno del Cusco. Ese tipo de gestiones podrían restituir en los próximos años por lo menos una parte de nuestros tesoros perdidos: las que están en manos de colecciones estatales de otros países. Con las privadas (como las piezas subastadas) es mucho más difícil. 

 
Algunas de las piezas afectadas
 
 




 
 

 


 


Más información

  • Cobertura de la Deutsche Welle (en español): Clic aquí
  • Cobertura de Swiss Info (en español): Clic aquí
  • Sobre la convención de la UNESCO de 1970, Clic aquí 
 
 
Texto: Pablo Ignacio Chacón
www.antiguoperu.com

Comentarios

Lo más leído

Por qué el Perú se llama Perú

Mujeres Poderosas en el Antiguo Perú

Exposición de instrumentos musicales precolombinos

Pariti: La isla del tesoro

La profunda huella andina sobre Lima

Los felinos de Llamellín

El regreso de la Estela de Raimondi

Los 8 representantes del Antiguo Perú en la lista del Patrimonio Mundial

El retorno de los mantos de Gotemburgo

Desentierran grandes estructuras en la capital de los wari