Tres textiles que perdemos

 

Tres antiquísimos tejidos peruanos serían subastados el próximo 10 de noviembre en la casa de subastas Christies de París. Forman parte de un lote más grande de bienes arqueológicos de varios países latinoamericanos. La cancillería y el Ministerio de Cultura han anunciado una ofensiva para detener este evento, algo que no parece fácil desde el punto de vista legal.

 

El tapiz wari-moche

 

La pieza más impresionante es este tapiz de la costa norcentral. Es probable que proceda de Huarmey (costa de Ancash), más concretamente del monumento conocido como El Castillo. Si bien este es un sitio arqueológico que ha sido excavado con seriedad desde el 2010 (cuando se encontró el famoso mausoleo de las mujeres nobles wari), antes de esa fecha y durante todo el siglo XX, el Castillo sufrió un intenso saqueo. Muchos de los textiles que salieron de ahí están hoy en colecciones repartidas a lo largo del mundo (y podría ser el caso de este tapiz, que es del mismo estilo).

La imagen principal (que he aislado en la primera foto de este artículo) muestra a un personaje-animal (con un hocico del que sale un apéndice) que lleva un hacha de mango largo en una "mano" y una cabeza humana colgada sobre el pecho. Los diseños son consistentes con el arte de la costa pero reflejan bien los pecualiares "gustos" de un periodo de la historia andina en el que la influencia wari se hizo sentir con fuerza en el norte del Perú, entre los años 650 y 800 de nuestra era. Esa influencia podría estar reflejada en la composición: muchos elementos integrados dentro de una misma figura y que se repiten idénticos (solo con variaciones de color) en paneles cuadrados. Esta forma de representar se parece poco a las escenas casi narrativas que son habituales en el arte moche clásico. 

 

La banda nazca y el uncu inca

 


 

El tejido más antiguo del trió está incompleto. Una terrible práctica entre los huaqueros es trocear mantos antiguos (más fáciles de vender en el mercado negro). Es posible que esta banda de lana de camélido y algodón formara parte de una pieza mayor. Fue elaborada en el periodo transicional entre las culturas Paracas y Nazca (200 a.C. - 200 d.C.). La pieza muestra a un personaje que se repite con diversas combinaciones de colores. En una mano empuña lo que parece ser un cuchillo con mango y en la otra un objeto parecido a la la típica diadema metálica nazca.

 


La tercera pieza, de lana de camélido (probablemente alpaca) sí está completa. Es un uncu, la clásica camisa sin mangas de los incas (1400-1550), con una banda de cruces escalonadas (o chacanas) de colores al nivel de lo que sería la cintura.



Bien. ¿Se puede hacer algo para recuperar esta y las otras piezas peruanas que serán subastadas en noviembre? El principal instrumento legal internacional de protección contra el tráfico de bienes históricos es la Convención de la UNESCO de 1970, del que tanto Francia como el Perú son signatarios. El problema es que en dicho documento se protegen, específicamente, los bienes que puieron salir irregularmente del país DESPUÉS de 1970 . Pero, lamentablemente, los objetos a ser subastados habrían sido "exportados" mucho antes (o al menos eso es lo que dice la firma Christies que pretende venderlos) por lo que los únicos caminos que nos quedarían están en la diplomacia, es decir, en involucrar al gobierno francés en el asunto. No es imposible pero sí difícil. Si bien la cancillería ha logrado en el pasado repatriar bienes arqueológicos peruanos, eso suele ocurrir tras años de negociaciones con entidades serias tales como Fundaciones o museos... pero rara vez con casas de subastas. 

Actualización del 4 de noviembre

En una nota de prensa, los Ministerios de Cultura y de Relaciones Exteriores han iniciado gestiones ante el gobierno de Franca para intentar impedir el evento. Además de los tratados internaciones vigente y de la convención de la UNESCO, el Perú se ampararía en un en un convenio cultural y de cooperación científica y técnica firmado entre ambos países en 1972. En el artículo XI de dicho instrumento legal se indica que "cada una de las Partes Contratantes otorgará a la otra, dentro de lo posible, su apoyo para la protección recíproca de su patrimonio arqueológico, histórico y artístico”. En teoría, eso debería obligar al gobierno francés a ponerse de nuestro lado, pero, claro, eso podría tener implicancias legales dentro de su país que no necesariamente garantizarían el éxito de nuestro pedido. Ojalá que las gestiones tengan éxito. Actualizaré la información si hay novedades.

 

Más información: 


Un texto de Pablo Ignacio Chacón

Comentarios

Lo más leído

Por qué el Perú se llama Perú

Mujeres Poderosas en el Antiguo Perú

Exposición de instrumentos musicales precolombinos

Chambi en la ventana

Pariti: La isla del tesoro

La profunda huella andina sobre Lima

Los felinos de Llamellín

El regreso de la Estela de Raimondi

Los 8 representantes del Antiguo Perú en la lista del Patrimonio Mundial

El retorno de los mantos de Gotemburgo