El gato y el Señor


Un hombre acaricia la cabeza de un felino, en una vasija moche modelada entre los años 100 y 700 en la costa norte del Perú.

Si bien no hubo gatos domésticos en los Andes antiguos, sí es posible que se capturaran ejemplares silvestres para ser adoptados (¿como mascotas? ¿por algún tipo de tradición?). En el área mochica, entre los desiertos y la cordillera, uno podía encontrar ejemplares de gato andino (Leopardus jacobita), hoy en peligro de extinción) y al gato del desierto (Leopardus garleppi) que, por el tamaño y las manchas en el cuerpo, parece ser el que el alfarero quiso representar.



 

Su "dueño" tiene pintura facial, tocado, collar, orejeras y una camisa con "cuadritos" que, realidad, representarían placas metálicas cosidas (como las halladas en varias tumbas de las culturas del norte peruano). Todas estas características sugieren que pertenecía a las clases dominantes.

Procedencia de la pieza

La pieza fue huaqueada a fines del siglo XIX de una ubicación desconocida en alguna parte de la costa norte peruana y fue adquirida por un coleccionista. Lamentablemente, era una época en que no había leyes de protección del patrimonio por lo que no tuvo impedimento para expatriarla a inicios del siglo XX. Estuvo en Alemania hasta los años 50, cuando los herederos de este coleccionista la llevaron a los EEUU, en donde fue vendida al Instituto de Arte de Chicago, que es la institución en la que se exhibe hasta hoy (y de donde procede la foto que hemos editado). Más info sobre ella, aquí: https://www.artic.edu/artworks/91562/vessel-in-the-form-of-a-seated-ruler-with-a-pampas-cat

 


Comentarios

Lo más leído

Por qué el Perú se llama Perú

Mujeres Poderosas en el Antiguo Perú

Exposición de instrumentos musicales precolombinos

Pariti: La isla del tesoro

La profunda huella andina sobre Lima

Los felinos de Llamellín

El regreso de la Estela de Raimondi

Los 8 representantes del Antiguo Perú en la lista del Patrimonio Mundial

El retorno de los mantos de Gotemburgo

Desentierran grandes estructuras en la capital de los wari