Entradas

La cerámica erótica mochica

Imagen
Cuado Rafael Larco Hoyle inició sus estudios de la antigua cerámica moche (en la década de 1940), se fue topando con muchas vasijas de temática sexual que eran sorprendentemente explícitas. Otros coleccionistas de la época las llamaban "huacos pornográficos", con un poco de gracia y otro de desdén. Pero Larco supo desde el primer momento que eran obras de arte. Como otras piezas mochica, estaban hábilmente modeladas, llenas de atención en los detalles y cuidadosamente pulidas y pintadas.

Luego de analizar todas las que pudo, hizo números y comparaciones y concluyó que la inmensa mayoría de prácticas sexuales representadas en esas piezas no tenía fines reproductivos. Es decir, lo que predominaba era formas de intercambio sexual como penetraciones anales, sexo oral y masturbación, siendo extrañamente escasas las imágenes de cópula vaginal. Se preguntó por qué. Encontró una posible explicación en una pieza famosa, que mostraba a una mujer que amamantaba a un niño en plen…

Cuando Kuélap volvió a la historia

Imagen
Si hoy conocemos este lugar es gracias a un lío de terrenos. Al juez Juan Crisóstomo Nieto, de la entonces pequeña ciudad de Chachapoyas, le pidieron resolver un pleito entre propietarios de tierras de cultivo. Mientras examinaba la remota zona en litigio, los lugareños le contaron que allá arriba, en lo alto de uno de esos cerros llenos de árboles inmensos, se ocultaba un pueblo de piedra. Curioso, Nieto fue a investigar. No sabemos cómo terminó la controversia de límites, pero sí que, cuando regresó a su ciudad, le contó a todo el mundo que había encontrado una muralla monstruosa, larguísima, increíble, en medio de la nada. Escribió también un informe alertando a las autoridades de su importancia. Menciona algunas momias intactas que encontró (y saqueó, algo que no estaba mal visto en esos tiempos). En este texto hay un dato que explica por qué algunas construcciones antiguas de la sierra peruana lograban conservarse: Los lugareños no querían acercarse por temor a las mald…

Novedades sobre el ídolo de Pachacamac

Imagen
Recientes estudios han arrojado información sorprendente sobre la pieza de madera más famosa del Antiguo Perú.


Los sacerdotes hablaron alto y claro: Pachacamac no permitiría que un extranjero ingrese en su recinto sagrado. Al español no le asustó la advertencia. El dios que temía estaba de su parte. Impaciente, se abrió paso con ayuda de su espada y penetró en la pequeña habitación, en lo más alto del templo.
¿Qué esperaba encontrar? Un tesoro a la altura de una divinidad. Pero, una vez dentro, todo fue decepción. Según relataría en su informe, se trataba de un recinto pequeño, sucio y oscuro. Olía mal. Al centro, clavado en el suelo, había un poste de madera. Pero al acercar su antorcha, no percibió en sus tallas nada parecido al fulgor del oro. Furioso, Hernando Pizarro tomó el ídolo con las manos y lo arrojó fuera, recriminando a los ministros del santuario por venerar una cosa tan ordinaria. Estos, horrorizados, condenaron el sacrilegio. Quizá pensaron que el dios, Señor…

La caída del Inca

Imagen
Ocurrió hace exactamente 487 años.
Aunque algo polémicos, tenemos los testimonios de seis testigos presenciales de los hechos. Otras ocho personas escribieron sobre los mismos acontecimientos luego de entrevistar a quienes participaron en ellos. Pero, a pesar de tal cantidad de informaciones (casi todas hispánicas), aún hay aspectos contradictorios, oscuros y desconocidos de lo que ocurrió esa tarde en Cajamarca. En algunos testimonios se nota la exageración de la propaganda. En otros, la omisión inexplicable de detalles que podrían resultar esclarecedores. Los historiadores llevan casi cinco siglos discutiendo cómo pudo pasar lo que pasó. Pero también hay varios consensos:


Cabezas en el mar

Imagen
El frío mar peruano no fue solo inagotable fuente de alimento para nuestros ancestros sino, también, el escenario preferido de sus mitos y leyendas. Del mar salieron -decían- los guerreros fundadores de los reinos norteños de los lambayeque y los chimú. Antes, los mochica dibujaron sobre sus vasijas todo tipo de seres marinos que peleaban entre sí, portando las armas de los hombres. Y por la misma época, en la costa sur, los alfareros Nazca modelaron y pintaron, en sus vasijas multicolores, increíbles criaturas con cuerpo de pez que tenían atributos humanos. 

 Es el caso de esta vasija. Representa a un personaje al que se le suele llamar "orca mítica" o "ballena asesina" (pues la notoria ausencia de branquias en el animal y la siempre evidente nariz, lo distancian de los peces) aunque no tenemos manera de comprobar exactamente en qué especie estaba inspirada, por la extraña ubicación de sus aletas puntiagudas y porque, claro, las ballenas de verdad n…

Recuerdos de una chullpa

Imagen
Entre 1920 y 1950 un fotógrafo puneño se dedicó a retratar la vida cotidiana de todas las clases sociales de la sierra sur del Perú. Su talento lo convertiría, a la larga, en el más importante fotógrafo peruano del siglo XX. Pero sus intereses incluían también el mundo misterioso de sus ancestros. Y es por eso que a este artista, llamado Martín Chambi, le gustaba organizar frecuentes excursiones a sitios arqueológicos de las regiones de Cusco y Puno.
Aunque varias de esas ruinas ya se han perdido para siempre, podemos todavía contemplarlas gracias al arte y precisión de las fotos de Chambi.

El Sacrificador Rojo

Imagen
A pesar de sus proporciones humanas, el rostro y el hocico de este extraordinario personaje, son los de un felino. Mientras abre las fauces, entrecierra los ojos, como si estuviera lanzando un rugido. Ahora observen su regazo. Hay un hombre tendido ahí. Como tiene los ojos abiertos podríamos suponer que está vivo... y bien despierto. Pero no puede escapar. Porque una de las manos del "monstruo" está sujetando sus cabellos. Y en la otra hay un objeto plano (un cuchillo) que se aprieta contra la garganta del pobre hombre.

El felino de Huaca Partida

Imagen
Hubo una época (entre los años 1200 y 500 antes de Cristo) en que ocurrió algo, no sabemos bien qué, que provocó que empezaran a levantarse inmensos edificios decorados en el centro y en el norte del Perú. Los arqueólogos han demostrado que no eran palacios sino templos, preparados para recibir a grandes multitudes. Los muros de la mayoría de estos templos solían estar llenos de imágenes de seres sobrenaturales que eran mitad humanos mitad animales.

Cabello de serpientes

Imagen
Hace casi 3000 años, esta piedra estuvo colocada sobre el muro de uno de los santuarios más remotos y famosos del Antiguo Perú. Muestra a una criatura extraordinaria: De su cabeza emergen varias serpientes que se trenzan mutuamente como si fueran cabellos. Eso ha hecho que algunos la conozcan, coloquialmente, como la "medusa" Chavín. Aunque desde luego no tiene ninguna relación con las medusas griegas...

Un "monstruo" vegetal

Imagen
¿Qué es esto? A primera vista parece ser la representación de un ser de pesadilla. Pero eso es solo la apariencia. SI la observamos con atención podemos acercarnos un poco a su significado.